viernes, 11 de septiembre de 2020

Reflexión del juego de mesa moderno

 


El juego de mesa, un regalo perfecto

Sin lugar a dudas, los juegos de mesa modernos conforman un universo fabuloso. A pesar de que cada vez tienen más fama y relevancia, a día de hoy, los juegos de mesa son todavía unos grandes desconocidos. Es una pena que, si preguntas a una gran cantidad de personas acerca de lo que es un juego de mesa, es más que probable que te hablen de la oca o del parchís. Sin embargo, todavía hay esperanza y es que, cada vez son más las personas que conocen juegos más allá de los clásicos Cluedo o Risk. La presencia de estos juegos de mesa modernos en grandes superficies y las grandes campañas que se llevan a cabo por internet, permiten acercar estos juegos de mesa a una mayor cantidad de jugadores.

Cuando hablamos de que los juegos de mesa forman parte de un universo fabuloso, no se trata de ninguna casualidad. Una de las peculiaridades que tienen estos juegos de mesa, es que se transmiten mejor gracias al boca a boca. Esto quiere decir que, aquel que prueba un juego de mesa moderno, es más que probable que termine gustándole y, a su vez, acabe recomendado a otros amigos estos juegos. Esto es debido a la gran cantidad de juegos de mesa que existen. Una de las cosas más bonitas de cualquier afición, es descubrirla poco a poco y en los juegos de mesa, este descubrimiento tiene una curva muy definida. Es probable empezar con juegos partys y de introducción, para seguir con juegos de mesa familiares, juegos algo más complejos y terminar en aquello que más te guste. Con miniaturas o sin miniaturas, con o sin dados, con más o menos azar… toda una macedonia de juegos que se integran a la perfección en una comunidad, en la que cada vez disfrutan más jugadores.

¿Qué juego de mesa compro?

Comprar juegos de mesa es una tarea sencilla. El que haya tanta variedad, te permite elegir un regalo entre tantos con la certeza absoluta de que ese juego, va a gustar. Esto es debido a que nos encontramos con juegos con una gran variedad de temáticas y es que, cada vez es más complicado encontrar algún tema que no se haya tratado en los juegos de mesa. ¿Te gustan las carreras de Fórmula 1? Tienes Fórmula De, ¿te gustan los juegos de zombies? Tienes Zombicide, ¿los pájaros? Wingspan… por Dios, si es que tenemos hasta juegos en donde podemos cocinar, gestionar un hospital, un parque de atracciones, construir una ciudad, llevar una granja… Prácticamente todo nos podemos encontrar en los juegos de mesa.

¿Qué tienes un amigo que le gusta el arte? Regálale Modern Art, ¿Qué tienes otro amigo que le gustan los juegos de deducción? Hay vida más allá del Cluedo, prueba a regalarle el juego Detectives Paranormales… sea lo que fuere que estés buscando, seguro que existe un juego de mesa que lo trata.

Regalos que se disfrutan en grupo

Y esto es precisamente otro de los aspectos más interesantes de los juegos de mesa, el carácter social de los mismos. A pesar de que cada vez existen más juegos en solitario, otro tema que daría para hablar otro día, los juegos de mesa se disfrutan cuanto más se comparten. Se trata de una forma de ocio de lo más social, que se disfruta más en compañía.

Es precisamente ese carácter social, esas ganas de compartir los juegos los que lleva al jugón que tenemos dentro a regalar estos juegos. Y es que, no nos engañemos, seguro que más de uno de vosotros a lo largo de su vida lúdica, ha regalado uno de estos juegos de mesa a algún amigo con el ánimo de introducirle en el mundillo.

Los beneficios de los juegos de mesa

Para ir terminando esta disertación sobre los juegos de mesa, tenemos que hablar de los beneficios que estos aportan a los que juegan. En primer lugar, los juegos de mesa son un producto para todos los públicos y, como tal, existen juegos dirigidos a todas las edades. Para los más pequeños, los juegos de mesa pueden contar con un componente educativo. Más allá de todo lo que puedan aprender de un juego, existen también la toma de valores en donde se aprende a aceptar que en la vida hay unas reglas, se aprende también a que no siempre se gana y, dependiendo del juego, se puede incluso llegar a fomentar el trabajo en equipo.

Por lo demás, los más adultos también podrán experimentar ese trabajo en equipo en juegos que así lo requieran, pero sin duda, el factor más importante, es la socialización que estos producen. Además, un ocio de lo más barato si se compara con otras alternativas, que nos puede permitir una gran cantidad de tiempo en una actividad sana y que resulta de lo más productiva si lo comparamos en cuanto a coste de oportunidad se refiere con otro tipo de actividades. ¿A qué esperas para probar un juego de mesa?

2 comentarios :

  1. Hola David,

    Me ha gustado mucho tu reflexión. En mi familia yo soy "la tía (tía en el sentido de hermana o prima del padre o de la madre) que descubre unos juegos de mesa fabulosos y que siempre regala fantásticos juegos". Tengo que reconocer que esto es gracias a los blogs que intento seguir, como el tuyo, del que no pierdo ni una entrada ni una reseña.
    Mi sobrinita más pequeña tiene 9 años y es para mí una satisfacción cuando su madre me dice que todos sus amiguitos están deseando ir a su casa para que les saque los juegos que yo le he ido regalando. Empezamos por Fila Filo y el Laberinto Mágico, para seguir con juegos como El Principito, hazme un planeta, Takenoko, La Isla Prohibida, Oso Park, Patchwork, Fábulas de Peluche... Disfruto mucho jugando con gente de todas las edades, pero jugar con los más pequeños y ver cómo van descubriendo el juego, me parece enormemente gratificante.
    ¿Qué tal las vacaciones? Tengo que ponerme al día con tus entradas y vídeos, llevo casi dos meses de retraso...

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas Pris!!! como siempre, me alegro que te sirva de ayuda el blog jeje trato de aportar el granito de arena dentro de este mundillo para haceros llegar todas estas cosas :)

    Haces una labor estupenda, que hay que inculcar los juegos de mesa a las nuevas generaciones jejejeje. Las vacaciones bien, por aquí en casita, tranquilo, espero que tú también hayas pasado un buen verano :D un abrazo!!

    ResponderEliminar