viernes, 6 de febrero de 2015

Reseña Dogs of War

En la próspera tierra de Gravos, el equilibro de poder está siempre en movimiento. Las antiguas casas nobiliarias de diferentes regiones utilizan poderosos ejércitos para defender su voluntad de hierro. Compitiendo por el control de la tierra, sus recursos y sus gentes, estas familias se enfrentan en varias batallas sangrientas cada año. Sin embargo, a pesar del inmenso poder de estas casas, sus fuerzas están muy igualadas. La única esperanza de obtener la victoria reside en el apoyo de fuerzas externas...
¡¡Abran paso a los PERROS DE LA GUERRA!!


Dogs of War se ha presentado sin hacer mucho ruido, desde luego sin hacer todo el ruido que merece, un estupendo juego que cumple lo que promete. Te mete en la piel de un mercenario y creo que la sensación está muy bien lograda para tratarse de un euro, porque es un euro bastante puro, con algún adorno, pero un euro, sigamos...

Características:
  • De 3 a 5 jugadores
  • 75 Minutos de duración
  • Recomendado de 14 años en adelante
Componentes:

  • 1 Tablero de juego
  • 3 Contadores de victoria en batalla
  • 1 Marcador de año
  • 6 Marcadores de victoria de la casa
  • 6 Marcadores de recompensa adicional
  • 8 Tarjetas de orden de batalla
  • 6 Cartas de casa
  • 6 Cartas de apoyo a casa
  • 32 Cartas tácticas
  • 50 Cartas de soldado
  • 72 Marcadores de influencia de casa
  • 36 Monedas
  • 60 Marcadores de puntos de victoria
  • 30 Figuras de capitán
  • 5 Pantallas de jugador
  • 1 Marcador de primer jugador
  • 1 Libro de reglas

En cuanto a la calidad de los componentes se refiere, no tenemos pega alguna. Tal vez resaltar que el número de monedas incluidas a veces se antoja escaso, sobretodo cuando se juega con 5 jugadores pero bueno es más bien un problema de comodidad que de funcionalidad, puesto que vienen con dos colores las monedas y con ello se hace dos valores diferentes. El material es bueno, lo que más salta a la vista son desde luego las miniaturas, que bueno, sin entrar en el debate de si son o no necesarias, la verdad es que luego como veréis en las fotos consiguen un aspecto visual mucho más llamativo y bastante más bonito. Todo es de buena calidad y las miniaturas sobretodo se presentan muy resistentes y muy bien detalladas, se nota que los chicos de CoolMini saben lo que hacen.

También es mención el libro de reglas. Si visteis nuestro unboxing, cuando saqué el libro de reglas me asusté pensando que era bastante grande, sin embargo cual fue la sorpresa más adelante de que la mitad del libro, se trata del trasfondo del juego. Viene explicada toda la historia de todas las casas que participan en el juego de una manera muy detallada como si de una novela se tratase, algo que es un añadido fabuloso y que consigue que el juego tenga más inmersión. Desde luego es un completo acierto y un añadido que en muchos otros juegos, hay que pagar por ello (si es que lo tienen)

¿Cómo se juega?

Aquí creo que llega uno de los primeros puntos fuertes de Dogs of War. El juego se explica con claridad meridiana. Es muy sencillo de aprender a jugar y después más adelante nos daremos cuenta que esta simplicidad en las reglas no significa para nada que el juego es simple, ni mucho menos. Siempre he dicho y seguiré diciendo que una de las mayores grandezas de un juego (siempre desde mi punto de vista, claro) es que tenga unas reglas sencillas y una profundidad compleja. Dogs of War se explica en 10 minutos y en cuanto pones en tu mano al primer capitán se abren ante ti un sinfín de posibilidades.

El juego se desarrolla durante 4 rondas que el juego las toma como años. Durante esas 4 rondas, los jugadores por turnos pasarán por las 4 fases de las que están compuestas y se irán posicionando a lo largo de las batallas que librarán entre si las casas todos los años. Al final de los 4 años, el jugador que más puntos de victoria consiga, habrá ganado la partida.

1. Fase de preparación de la batalla

La composición del tablero, son tres carriles destinados a tres batallas. En esta fase lo que haremos será preparar esas batallas, barajaremos y colocaremos al azar las diferentes casas en las diferentes zonas de batalla consiguiendo con esto enfrentar a las 6 casas, en las 3 batallas, siempre una contra la otra. Después prepararemos las órdenes de batalla, que por así decirlo serán las tarjetas en donde iremos colocando nuestros capitanes y nos indicará la recompensa que tendremos por colocarnos en determinado lugar. También se repartirán al azar, pero a diferencia de las cartas de casa, en este caso contamos con 8 tarjetas para 6 espacios, lo que hará que alguna tarjeta no se llegará a colocar quitando por completo de esta manera la seguridad de que siempre saldrán las mismas órdenes de batalla. Por último colocaremos a 0 el marcador de fuerza de la batalla y colocaremos también de manera azarosa las recompensas especiales de batalla, que será un premio destinado al jugador del bando ganador que más capitanes haya aportado a la batalla.
2. Fase de alistamiento

En esta fase simplemente conseguiremos dinero, conseguiremos según el año un determinado número de capitanes, que serán los que nos permitan hacer las acciones y será la fase en la que reclutaremos unidades a cambio de oro.

3. Fase de acción

La fase de acción es el corazón del juego y donde se toman todas las decisiones. Cogeremos un capitán y lo colocaremos en cualquiera de los espacios que estén en las tarjetas de órdenes de todo el tablero, indistintamente de la batalla que sea y la casa a la que queramos apoyar. La única restricción es que no podemos ponerlo en un espacio ya ocupado y que no podemos ponerlo en el frente enemigo de uno de nuestros capitanes (aunque ya tenemos una carta para ello) Cada capitán deberá de posicionarse con una carta de soldado, con la que automáticamente teniendo en cuenta su fuerza, moveremos el contador de fuerza hacia un lado o hacia otro. Importante que el capitán siempre tiene que ir con una carta de soldado, si no tenemos soldados disponibles, no podremos colocar ningún capitán y deberemos pasar. Una vez que hayamos pasado ya no podremos volver a hacer turno y el primer jugador en pasar se convertirá en el jugador inicial la ronda siguiente. Los jugadores van colocando sus capitanes como deseen por turnos hasta que todos los jugadores hayan pasado lo cual hará concluir la fase. Durante esta fase también podemos jugar una carta de acción y aplicar sus efectos, solo una por fase. 
4. Fase de resultado de la batalla

Durante esta fase simplemente resolveremos las batallas, empezando desde la primera batalla y terminando por la tercera. La casa que tenga más puntos de fuerza ganará y sumará un punto dentro del track de puntos de victoria de las casas. La casa derrotada no tendrá penalización, salvo que haya sufrido una derrota humillante, es decir que el marcador de fuerza esté en su punto máximo que sería 15, en ese caso la casa derrotada perdería un punto y la casa ganadora en lugar de subir uno, subiría dos. Por último los jugadores que tengan capitanes en el bando ganador, sumarán un punto de victoria por cada capitán en el bando derrotado y el jugador que haya colocado más capitanes en el bando vencedor se podrá quedar con la recompensa de batalla adicional. 



Esas son las 4 fases que se deberán seguir durante cada año de juego y una vez concluidos los 4 años los jugadores pasarán a sumar sus puntos de victoria. Los puntos de victoria se consiguen por el oro, cada dos monedas será un punto de victoria, cada carta de táctica en la mano sin usar otorga otro punto, otro punto de victoria también por cada unidad que tengamos, puntuando lo mismo una unidad de caballería que una de infantería, puntos de victoria directos los cuales han sido obtenidos a lo largo de los años y por último y tal vez lo más importante, el multiplicar las fichas de influencia que tenemos por el valor de la casa al final de la partida. El jugador que más puntos sume será el ganador.


Valoraciones:

Dogs of War ha pasado a ocupar un puesto privilegiado en mi estantería. Es muy pronto todavía para decirlo, pero creo que puede pasar a ocupar el lugar de mis juegos favoritos. En Dogs of War todo funciona francamente bien, me encanta que se pueda explicar tan rápido que sea tan sencillo y a la par tan profundo. La estética sin duda es algo que está bien cuidado y eso se ve ya en el libro de reglas, donde han reservado un buen apartado simplemente para trasfondo. Esa estética creo que le ayuda mucho, puesto que como he dicho al empezar es un juego tipo euro. Un juego que con los acostumbrados cubitos y las estéticas tan feas que suelen tener los euro (perdónenme algunos) seguramente no recibiría la atención que merece. Otra de las cosas que me parece brillante es que el tablero, pese a ser estático por así decirlo, consigue un cierto aire de tablero modular puesto que las batallas entre las casas van cambiando al igual que las órdenes, consiguiendo de este modo que el tablero sea diferente cada año. La duración de las partidas también es algo estupendo, no se hacen para nada largas, duran poco más de una hora o incluso una hora o algo menos si los jugadores no son muy lentos y siempre que se termina, dan ganas de jugar otra, eso es sin duda porque el juego funciona realmente bien. 

Pero también le podemos sacar alguna pega. El precio es bastante elevado. Es un juego que supera actualmente los 50€ de precio. Bien es verdad que los componentes lo merece, las miniaturas de los bustos pues hay que pagarlas, por eso más arriba valoraba si realmente eran necesarias o no, pero bueno como dije antes también ayuda a mejorar el aspecto visual y lo hace más atractivo. Por último, cada compañía de mercenarios tiene habilidades diferentes entre si. Esto puede ser bueno o malo. Bueno en el sentido de que no será lo mismo jugar con una compañía o con otra y le da más variedad, o malo porque los poderes de algunas, son claramente superiores a los de otras. Por ejemplo, la habilidad de El cuervo de la tormenta me parece la peor en relación a las demás, es una habilidad defensiva y que no le beneficia para nada por contra las de todos los demás son habilidades más o menos ofensivas. De todos modos si todos los jugadores están de acuerdo, pues se puede jugar sin habilidades especiales, dando así un equilibro aun más grande si cabe, por lo que creemos que es un problema menor.

Recomendaría el juego a todo el mundo, de hecho creo que es un juego que será recordado conforme pasa el tiempo y saldrá muchas veces a la mesa. Cómpralo.

Aprende a jugar a Dogs of War



Ventajas:
  • Se trata de un gran juego, puede hacer historia.
  • Componentes muy bonitos.
  • Reglas sencillas y jugabilidad profunda.
  • Buena interacción entre jugadores.
  • Duración de la partida adecuada.
  • Engaña a tus amigos "ameritrashers" a jugar a un euro disfrazado.
Desventajas:
  • Su precio.
  • Algunos poderes de los mercenarios están descompensados.
Nota final: 9

Tal vez sea un poco atrevido decir que el juego puede llegar a hacer historia, pero realmente lo creo desde aquí. Es un juego muy pulido que funciona francamente bien con cualquier tipo de jugador y que lo sintetiza todo en una duración de la partida realmente perfecta. No es un juego dado al análisis parálisis y tiene en todo momento a los jugadores pendientes del juego. Diría que es una compra casi obligada.

4 comentarios :

  1. Jugué hace unos meses y me encantó por las mismas razones que comentas. Me sorprende la poca repercusión que está teniendo para lo bueno que es, sobre todo viendo el hype que generan otros juegos (Dead of Winter como paradigma en los últimos meses) que me parecen claramente inferiores. Y no sólo en labsk, sino en BoardGameGeek tampoco hay muchas referencias. Y creo que el motivo es el precio claramente excesivo pese a que el juego tiene unos componentes, desde el tablero y las figuras hasta su INSERTO (qué poquito se valora esto), y un manual de juego EXCELENTES.

    Lo compré esta semana en una tienda online española nuevo (en inglés, eso sí) por 38 euros, cuando nunca lo he visto por debajo de 57 en castellano en tiendas físicas. Me parece que la traducción incrementa de forma desmesurada su precio, teniendo en cuenta que interviene muy poco texto en el juego.

    Tengo ganas de estrenarlo para comprobar ese posible desequilibrio entre los poderes de cada ejército. Sí recuerdo que quien se hizo con el triunfo lideraba el ejército de Lady Ordalia Macbeth, y sacó mucho partido de su poder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por comentar! Pues ya me dirás a ver cuando lo pruebes que te parecen las facciones, yo creo que si, Lady Ordalia está por encima del resto pero bueno, el equilibrio a veces es complicado. Lo más extraño es eso, la poca repercusión que tiene el juego con lo bueno que es realmente. Lo compraste a un buen precio, en castellano si, se dispara un poco. Un saludo!

      Eliminar
  2. ¡Buenas!

    Pues ayer cayó la primera partida con mi copia. Éramos cuatro (elegimos los personajes al azar y se quedó fuera Lady Ordalia McBeth) y sólo yo conocía el juego. Bastó una ronda completa para que los demáse pillasen de qué iba el tema, en especial las cartas tácticas. Tenía ganas de comprobar ese presunto desequilibrio que algunos dicen ver en las características individuales de los cinco ejércitos.

    La partida no llegó a los 90 minutos y terminó con victoria de The Nameless Conqueror (el mercenario que suma/resta dos puntos en el marcador de batalla). Nos arrasó con más de 50 puntos, mientras que yo terminé segundo con 32 llevando el ejército de Stormcrow, el personaje del que suelen decir que cuenta con el poder más débil.

    Sinceramente, no vi un desequilibrio evidente en los poderes. El jugador que llevaba a The Nameless Conqueror obtuvo muchísima ayuda de las cartas tácticas, que consiguió en abundancia. Yo como Stormcrow gané varios escudos de una misma familia en la primera ronda, y me dediqué a apoyarla en las siguientes rondas para revalorizar dichos escudos, que fueron los que me impulsaron al segundo lugar.

    Buena partida y espero que la primera de muchas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me alegro que te haya gustado! Todo esto son opiniones personales mías, el tema es que Stormcrow a mi juicio es el único personaje del juego que por así decirlo no tiene una regla especial agresiva, sino todo lo contrario, que lo que hace en lugar de beneficiarse de algo, es que no se beneficien los demás y para mi eso le resta bastantes puntos, bien es verdad, que si te lo montas bien y consigues hacerte con un buen número de escudos y consigues que la casa vaya en buena posición, pues ahí está la mayor parte de la puntuación de la partida. Tienes que probar con Lady Ordalia y ya me dirás que te parece, pero de todos modos, el juego me parece brutal. jejeje un saludo!

      Eliminar